6 de mayo de 2016

Humor mexicano: #idetodo

Hace algún tiempo encontré esta imagen en la red. No le doy la atribución correspondiente, porque desconozco quién la creó:

Empieza con los nombres de productos de Apple y, después de haber acostumbrado al que lee al sonido "i" de la vocal en inglés, crea con el mismo principio, algunas palabras cuyo origen son expresiones coloquiales mexicanas.
Si eres extranjero, probablemente no entiendas muchas de estas ideas, te las explicaré.

¡Ay,Güey! o ¡Ay,wey!
Es una expresión de sorpresa. La decimos cuando nos ha pasado algo inesperado o nos enteramos de algo que nos desconcertó o nos causó asombro. La palabra "güey" es una grosería, haré una entrada específica sobre su uso.

¡Ay,nanita!
"Nana" es la persona que cuida a los niños. Esta expresión se usa cuando queremos expresar miedo, temor ante algo.No es grosera, pero es lengua coloquial.

¡Ay mis hijos!
Esta frase pertenece a una de las leyendas populares de México, la decía un personaje conocido como "La Llorona". Fue una mujer indígena que tuvo tres hijos con un caballero español, el cual la repudió y abandonó para casarse con una mujer española. En su desesperación, la mujer ahogó a sus hijos y se suicidó. La leyenda dice que vaga por las calles, lamentándose de haber asesinado a sus niños. Cualquier mexicano siente que se le eriza la piel de miedo cuando alguien dice esta frase con un tono de dolor. Es como un cuento de terror en nuestra cultura.

Hay chance
Aquí no se está usando la interjección "ay" sino el verbo haber.Hay chance significa que puede haber oportunidad de algo.

¡Hay tamales!
Esto es lo que pregonan los vendedores de tamales oaxaqueños, una especie de pan de maíz que tiene algo de carne de cerdo y salsa en su interior, está envuelto en una hoja de plátano.

¡Ay,cabrón!
Es muy parecido a "¡ay, güey!", porque también expresa sorpresa, pero podría referirse a un hombre que es malo o que comete actos bajos o degradantes, ya que "cabrón" es un hombre sin principios, violento, etc.

¡Ay,no mames!
Es una expresión coloquial grosera que usamos para comunicarle a nuestro interlocutor, que no podemos creer lo que nos está diciendo, o que lo que escuchamos es absurdo, tonto, ilógico o no tiene sentido.

Ahora ya sabes porque la imagen nos causa tanta risa a los mexicanos.
Deja tus comentarios.

2 comentarios:

  1. Andrea, este es muy chistoso :-), sobre todo la manzana que se convirtió en un chile. Gracias por compartir esta broma con explicaciones porque son expresiones que he oído frecuentemente pero no comprendí todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy ingenioso. Espero saber algún día de quién fue la idea.

      Eliminar

Deja un comentario: